Boletín #6 - 20 de Marzo 2014

Versión para impresiónEnviar a un amigoversión PDF

Queridos hermanos,

Una de las lecciones más conmovedoras e inspiradoras en las cuales caemos en cuenta, particularmente cuando vivimos una experiencia más de las fiestas santas de Dios es el enorme privilegio que Dios nos está dando a cada uno de nosotros.

Por medio de su Espíritu Dios nos ha dado ojos para que veamos y oídos para que escuchemos y entendimiento para que entendamos lo que muchos justos desearon ver más no lo vieron y muchos otros han deseado ver y no lo vieron.

Por medio de su Espíritu Dios está llamando a su pueblo de los cuatro ángulos de la tierra.

Por medio de su Espíritu Dios nos está mostrando el camino, la verdad y la vida.

Por medio de su Espíritu Dios se ha hecho manifiesto a nosotros, de manera que nos muestra todas las cosas como Pablo dijo en la carta a los Corintios: 1Co 2:9 "...Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1Co 2:10 "... Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios".

Cada vez que nos acercamos a Pascua y Panes sin Levadura debemos caer en la cuenta de lo grande y misericordioso que es Dios con cada uno de nosotros al punto que no escatimó ni a su propio hijo (Rom:8:32).

Cada vez que nos acercamos a Pascua debemos tener en cuenta esta maravillosa, conmovedora e inspiradora revelación.

Espero que todos tengan una excelente semana.

Jaime Gallardo Casas