Tiempo y ocasión acontecen a todos

Versión para impresiónEnviar a un amigoversión PDF

Buenas noches a todos:

 

A través de los años he podido advertir que la vida de todos y cada uno de nosotros tiene una gran cantidad de vicisitudes y circunstancias.

A veces esas circunstancias son producto de decisiones pasadas más también a veces esas circunstancias no tienen nada que ver con las decisiones tomadas.
A veces son accidentes y otras veces son  enfermedades.
A veces son  circunstancias impuestas por terceros que nada tienen que ver con nosotros y otras veces son eventos secundarios.

La vida, a veces, muestra su lado amable más también, a veces, la vida muestra su faz menos amable.
Sea como sea la vida presenta  gran variedad de circunstancias.
Cada vez que reflexiono en ello caigo en la cuenta lo que dice el Eclesiastés a este respecto:

Eclesiastés 9:11  Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos.

 
El tiempo y la ocasión están siempre presentes en nuestras vidas con la función primaria de enseñarnos que Dios es quién está a cargo de todas nuestras vicisitudes y circunstancias.

Espero tengan un excelente día de Sábado 
 



Jaime Gallardo Casas